Principales características del Registro de Huella de Carbono

Principales características del Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono

La Oficina Española de Cambio Climático (OECC) ha editado un folleto en el que se explica muy detalladamente en qué consiste la dinámica del Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono, así como cuáles son sus principales características.

CMI-ihdWEAASEyTCabe recordar que el registro se puso en marcha en julio de 2014 con la vocación de fomentar el cálculo y reducción de la huella de carbono por parte de las organizaciones españolas, así como de promover los proyectos que mejoren la capacidad de sumidero de España, por lo que se constituye como una medida de lucha contra el cambio climático de carácter horizontal.

La huella de carbono permite cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que son liberadas a la atmósfera como consecuencia de una actividad determinada, bien sea la actividad necesaria para la fabricación de un producto, para la prestación de un servicio, o para el funcionamiento de una organización.

Esta cuantificación nos permitirá ser conscientes del impacto que genera dicha actividad en el calentamiento global, lo que convierte a la huella de carbono en una herramienta de sensibilización de gran valor.

Hoy en día, la información sobre la huella de carbono es un elemento diferenciador de las organizaciones que deciden comprometerse con el medio ambiente y apuestan por el desarrollo de una actividad sostenible.

En cualquier caso, es importante entender la huella de carbono «no solo como un mero elemento de cálculo, sino como un primer paso en el camino de la mejora y el compromiso de reducción de emisiones de GEI», destacan desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

Al cierre del primer cuatrimestre de 2015, había inscritas en el registro 140 huellas de carbono y cuatro proyectos de absorción de dióxido de carbono, y según anunció recientemente la titular del Ministerio del ramo, Isabel García Tejerina, «en el último año, se han inscrito en el Registro Nacional de Huella de Carbono 200 empresas».

Entre las últimas incorporaciones, cabe subrayar que la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha recibido recientemente de Aenor (Asociación Española de Normalización y Certificación) y de la Oficina española del Cambio Climático del Magrama sendos certificados que acreditan su huella de carbono en la materia y la Embajada de Francia en España se ha convertido en la primera embajada que certifica el cálculo y registro de su huella de carbono en nuestro país.

La estructura del registro es muy sencilla y se divide en tres secciones:

A.- Corresponde a la sección dedicada a la huella de carbono y de compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Aquí se enmarcan las compañías que calculan y reducen su huella de carbono.

B.- Reservada para los proyectos de dióxido de carbono. En ella, se encuadran los proyectos forestales que incrementan la capacidad de sumidero de las masas forestales españolas.

C.- Dedicada a la compensación de la huella de carbono. Esta sección dará fe de las compensaciones realizadas mediante respaldo institucional.

Descargarte el folleto completo AQUÍ

Fuente: Registro Nacional de Huella de Carbono.

 

 

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Publicado en Investigaciones, Investigaciones y estudios de casos, Noticias.